Suiza negó asilo político a hija de Lonko Juana Calfunao

Fuente: La Tercera / por Tamara Meruane

La familia de la niña de 13 años, quien hoy vive en Ginebra, se encuentra apelando el fallo de los tribunales del país europeo.

En una casa en pleno centro de Ginebra vive Relmutray Cadín, la niña mapuche que hace dos años hizo noticia al pedir asilo político en Suiza. Relmutray ya tiene 13 años y asiste a una escuela donde, según su familia, cursan hijos de empresarios y profesionales, y ella se integra como una más en las actividades. Queda claro, según familiares, por el regalo que recibió por parte de sus compañeros cuando llegó al país helvético: le preguntaron con qué soñaba y la respuesta fue una muñeca. Entonces tenía nueve años.

La niña, hija de la lonko Juana Calfunao, conocida activista condenada en Chile por atentado a la autoridad, viaja a esquiar a otros países, habla francés fluidamente y conversa sobre sus compañeros, como lo haría cualquier niña de 13 años.

Pero la vida de Relmutray era muy distinta antes de llegar a Suiza. Hace cuatro años arribó a la nación europea proveniente de la comunidad Juan Paillalef, ubicada a 75 km de Temuco, mientras su madre estaba encarcelada por la agresión a dos fiscales en 2006.

En esa época vivía en una mediagua, asistía a la escuela rural Los Laureles y su padre, Antonio Cadín; su hermano, Jorge Cadín; su tía, Luisa Calfunao; su abuela, Mercedes Paillalef, y sus primas, Rocío y Rosmelia Neculmán, estaban todos en prisión por maltrato a la autoridad. “Una organización de derechos humanos vio la situación que vivía mi hija y quiso llevársela a Suiza, para que viviera una vida mejor, así es que le compró el pasaje y se la llevó”, cuenta su madre, al teléfono desde ese mismo país.

La presentación

A su llegada, Relmutray se convertía en la tercera de la familia en pisar suelo suizo. Su tía, Flor Calfunao, reside en ese país trabajando en la Comisión Jurídica Para el Desarrollo de Los Pueblos Originarios Andinos (CAPAJ), de la ONU. Mientras que su madre dice que en julio de 2005 ya había estado en Ginebra, invitada por la ONU.

Tras dos años en Europa, el 22 de enero de 2009, Relmutray y su tía se presentaron en una oficina de refugiados en Suiza para pedir asilo político, alegando que en Chile su familia era perseguida. La Oficina General de Migraciones acogió a trámite la solicitud y el caso generó revuelo internacional. El gobierno chileno rechazó categóricamente las acusaciones.

A más de dos años de la presentación, fuentes de la embajada suiza en Chile confirmaron a La Tercera que la petición de asilo fue negada. El resultado se dio a conocer el 5 de agosto de 2010 pero, según indican en la representación, la solicitante presentó un recurso contra esta decisión. Y afirman que “su caso está pendiente en el tribunal administrativo federal en segunda instancia”.

Freddy Barriga, abogado de Juana Calfunao, afirma que la petición de Relmutray se hizo en conjunto al de su tía Flor, “quien no tenía acciones judiciales pendientes en Chile, que había registrado dos ingresos al país y en ninguna de las dos oportunidades fue detenida y formalizada judicialmente (…). Entonces, la comisión estimó que ella no era perseguida en Chile”.

Volver o no volver

Después de la decisión, fuentes del círculo de los Cadín Calfunao cuentan que Relmutray tuvo problemas familiares, que hicieron que su madre viajara a Suiza a buscarla con una autorización del Ministerio de Justicia, pues estaba en libertad condicional.

Desde Suiza, Juana Calfunao afirma que si bien Relmutray no está asilada, no puede volver libremente a Chile y que están esperando un permiso especial que les entregará en agosto la Protección de Menores de Suiza para regresar. También asegura que “el gobierno de Suiza y la Protección de Menores han enviado varias cartas apoyando mi estadía y la de mi hija, que estaba hospitalizada”.

Calfunao cuenta que a los tres días de que la niña compartiera una gran recepción con familiares, amigos y personas de varias ONG, sufrió una “descompensación sicológica severa” que, según su madre, fue producto “de verme y recordar lo que habíamos vivido”. La información consta en el certificado médico extendido el 14 de abril de 2011 por la Dra. Laurence Subilia, del Départament de Médecine Communaitaire, de Premier Recours et des Urgences.

Este parte, a su vez, sirvió para autorizar que Juana Calfunao pudiera mantenerse en Suiza hasta el 15 de julio de 2011.

Pero fue el decreto 2503, extendido el 23 de mayo de 2011 por la Seremi de Justicia de La Araucanía, el que estableció que la pena de Calfunao estaba completa, por lo que no tendría que presentarse ese día ni ningún otro a firmar.

Calfunao dice que quiere volver y traer de vuelta a Relmutray, porque “después de que salí de la cárcel estamos reestructurándonos como familia”. Si es que regresaran, la solicitud de asilo podría ser rechazada definitivamente.

Según fuentes al interior de la embajada de Suiza, “ella puede regresar a Chile sin la necesidad de un permiso y no pierde automáticamente la solicitud. Pero las autoridades suizas entienden que si puede hacerlo es porque no hay peligro para ella en Chile, entonces no va a ser una señal a favor del asilo”.

La opinión de la autoridad sobre el caso

Al ser consultado el gobierno por el rechazo a la solicitud de asilo presentada por parte de Relmutray Cadín y Flor Calfunao, la ministra secretaria general de Gobierno, Ena von Baer, afirmó a La Tercera que “la decisión de las autoridades suizas confirma lo que como país hemos sostenido siempre: que en Chile existe el estado de derecho y que las instituciones funcionan, por lo que no correspondía esta medida”.

El intendente de La Araucanía, Andrés Molina, aseveró que el tema de la solicitud de asilo para la menor es de exclusiva responsabilidad del Ministerio de Justicia. “Yo me mantengo totalmente al margen de esta situación”.

Mientras, Juana Calfunao seguirá viviendo con su hija por algunos meses en Europa, donde se dedica, como ella afirma, “a denunciar los abusos del pueblo mapuche en la misma oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos (OACDH)”.

Hace una semana interrumpió un discurso de la ex Presidenta Michelle Bachelet, actual directora de ONU Mujeres, durante una conferencia en el Parlamento Europeo, en Bruselas. Calfunao cuestionó el rol que jugó su gobierno con los indígenas y la acusó de “genocida”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s