Acusaciones incendiarias

Comunicaciones ANIDE

La pérdida de vidas humanas provocada por el fuego que destruyó plantaciones de pinos y eucaliptus de Forestal Mininco en la comuna  de Carahue marcó la diferencia con otros  incendios  de bosques ocurridos en este comienzo de año en Quillón y Torres del Paine. Murieron siete miembros de una brigada de trabajadores que combatían el siniestro y otros dos permanecen aún hospitalizados con graves quemaduras. 

En esas dolorosas circunstancias y ante un país estremecido por la magnitud de la tragedia, el Presidente de la República y su ministro del Interior hicieron inmediato acto de presencia y ante las cámaras y los micrófonos de los medios de prensa dictaminaron culpabilidades, móviles e instrumentos de castigo. “Hemos decidido presentar una querella criminal invocando la Ley Antiterrorista, porque definitivamente detrás de esta intencionalidad y conducta criminal que provoca incendios en forma simultánea y deliberada se esconden conductas de naturaleza terrorista”, afirmó el Mandatario. Completando su  idea, el jefe de gabinete apuntó a la Coordinadora Arauco Malleco. “Hace pocos días se incendió un helicóptero destinado a apagar el fuego y ese atentado terrorista fue reivindicado por la CAM. A partir de eso uno puede conjeturar y decir quién está detrás de otros incendios que pueden ser intencionales”, afirmó.

La convicción adelantada por el Ejecutivo pareció justificar las operaciones represivas contra las comunidades mapuche que Carabineros desarrolló en días posteriores en la Región de la Araucanía. Sin embargo, esa seguridad con el paso de los días se ha ido diluyendo. En respuesta a un oficio de la Corte de Apelaciones de Santiago pidiéndole antecedentes para tramitar un  recurso de amparo en su contra, el ministro Rodrigo Hinzpeter aseguró que fue sacado de contexto cuando habló de una posible  vinculación entre organizaciones mapuches y los incendios registrados en la Región de La Araucanía. A su vez, el ministro vocero de Gobierno, Andrés Chadwick  reconoció que aún no hay “evidencia suficiente para poder afirmar” quién sería ser el autor de los eventuales ataques incendiarios.

En respuesta a las acusaciones, la Coordinadora Mapuche Arauco Malleco emitió un comunicado de prensa, firmada por Héctor Llaitul desde la cárcel de Angol: “Señalamos enfáticamente que la CAM no tiene relación alguna con los hechos ocurridos en el Fundo Casa de Piedra en Carahue. Sin embargo, reivindicamos dicho predio como territorio ancestral mapuche usurpado por el empresariado forestal, razón por la cual responsabilizamos a estos como los únicos causantes de esta tragedia, en tanto, su insistencia en seguir explotando y depredando el Wallmapuche, a cualquier precio, inclusive a costa de la vida de personas, como ha quedado demostrado en este caso”.  Afirma además que el planteamiento del Gobierno constituye “un montaje para justificar la aplicación de la Ley Antiterrorista a las comunidades mapuches en conflicto, al movimiento mapuche autónomo y en particular a la CAM”.

Obviamente, corresponde a la justicia investigar las causas del incendio en Carahue y establecer las responsabilidades. En esta línea el fiscal nacional, Sabas Chahuán, pidió prudencia a las autoridades al formular cargos y dictaminar intenciones. “Si es o no delito terrorista, creo que la prudencia indica que tenemos que esperar los resultados de la investigación”. Rechazó además que las investigaciones estén enfocadas hacia el pueblo mapuche. “Da lo mismo quien sea un eventual responsable. La fiscalía no persigue autores en cuanto a su calidad, sino que a los delitos que comete”, afirmó.

Mientras tanto, autoridades y políticos oficialistas intentan apuntalar las tambaleantes posturas del gobierno en esta materia con declaraciones que nada aportan. Además han surgido otras voces que apuntan a negligencia de las instituciones y de las empresas en materia de seguridad laboral, y aún a la posibilidad de autoatentados para recuperar inversiones perdidas por una plaga que afecta a las plantaciones forestales.

En lo concreto, por lo menos hasta ahora, las diligencias realizadas por el fiscal y los peritos parecen conducir a las faenas de fabricación de carbón realizadas por humildes lugareños, conjetura que desde el comienzo hizo presente Bomberos de Carahue. Las acusaciones de terrorismo mapuche se vuelven humo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s