“Me gustaría que la vida fuera normal”

Por Comunicaciones ANIDE

La Corte de Apelaciones de Temuco acogió en fallo unánime un recurso de amparo que interpuso el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) por los hechos del pasado 23 julio en Collipulli cuando cuatro niños y niñas mapuche fueron heridos por perdigones disparados por carabineros. El dictamen establece que hubo “excesivo uso de fuerza” en la actuación policial y ordena a la Prefectura de Carabineros de Malleco “efectuar los procedimientos policiales con estricta sujeción a la normativa constitucional y legal vigente, absteniéndose, en lo sucesivo, de afectar los derechos fundamentales de las personas amparadas, teniendo una especial consideración en cuanto a los medios de disuasión que se utilicen para controlar a grupos de personas que provoquen desórdenes, y en especial cuando dentro de dichos grupos pueda haber niños y niñas”.

Entre los afectados por la acción policial se encuentra F.M. de 13 años, de la comunidad Temucuicui Tradicional. La niña permanece en su hogar a la espera de ser citada para una intervención quirúrgica en que se le extraerá  un proyectil alojado en una pierna. Por ahora el dolor le impide caminar con normalidad y no puede concurrir al colegio.

– Voy al liceo Alonso de Ercilla, en octavo, pero no estoy yendo ahora.  No  puedo caminar y tengo mucho dolor en la pierna por un perdigón que no me pudieron sacar en el hospital

Su padre, José Marillán, relata las gestiones realizadas para obtener atención para la niña.

– La primera parte fue en el hospital de Collipulli, donde la curaron, pero no le pudieron sacar el perdigón. Entonces la llevaron al hospital de Angol; la vieron, le sacaron radiografías y el doctor dijo que no podía sacar un perdigón que estaba muy profundo, y como nosotros siempre tenemos atención en el hospital de Victoria, nos dijeron en Angol que teníamos que sacarle una hora en Victoria para poder ver  un  especialista. Entonces nosotros al otro día sacamos una hora para que la atiendan y dos días después nos citaron en Victoria y allí le hicieron un control, la vieron y hicieron un informe. Y ahí dijo el doctor que la atendió que estaba muy profundo y que no se podía sacar y que tenía que sacarle una hora otro día para que pase a pabellón para que pueda ser operada y sacarle el perdigón. Y ahí dimos el número del  teléfono para que puedan llamar pero hasta aquí no han llamado y no hay ni esperanzas de que puedan sacarle el perdigón que tiene en su pierna.

– ¿Y la niña mientras tanto no puede hacer su vida normal?

– No, porque en esos días ella estaba de vacaciones, y en Victoria le dieron una licencia hasta el 12 de agosto para poder no asistir a clases, pero después, como había que llevarla a curación día por medio, y le colocaron puntos, y fueron pasando los días y ahora le sacaron los puntos pero la hora para operarla  no sabemos para cuando…. y ella ahora no ha asistido a clases porque cuando camina a veces le da como un calambre adentro y  siente dolor y así estamos ahora….

F.M. fue también citada a la Corte de Apelaciones de Temuco para entregar su testimonio al magistrado que tramita el recurso de amparo presentado por el INDH.

– Le conté que habíamos ido a Collipulli con mi mamá y mi papá a ver a los peñi y a mi primo que estaban detenidos y cuando llegamos vimos la micro de los carabineros y los carabineros estaban debajo de la micro. Nosotros nos bajamos con mi mamá, anduvimos como veinte metros y entonces después empezaron  a disparar sin motivo y nosotros todos arrancamos porque estaban disparando como a quemarropa, y entonces me llegaron dos perdigones, en la pierna y en la columna, y me sacaron y después me volvieron al hospital de Collipulli y me hicieron limpieza y curamientos, y me sacaron un perdigón de la columna y el de la pierna no lo pudieron sacar y me tuvieron que llevar a Angol, en ambulancia, con mi mamá, y me atendieron y me trataron de sacar el perdigón pero tampoco pudieron y el perdigón se quedó en la pierna y ahora estamos esperando que llegue la hora nomás, para la operación.

– ¿Cómo te gustaría que fuera la vida de los niños y niñas mapuche?

– Me gustaría que la vida fuera normal, tranquila, sin carabineros aquí en la comunidad porque vienen a puro violentar y a matar.

– Y ustedes no pueden hacer una vida tranquila?

– No porque los carabineros que están aquí en la comunidad siempre en la noche se ponen a disparar,  no sé por qué pero casi todas las noches, y entonces no podemos descansar o hacer cualquier cosa normal. Y cuando hacen allanamientos llegan a las casas  y empiezan a hacer tiras las puertas para entrar, desordenan todo, quiebran los vidrios y dejan en las casas todo para abajo…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s