Mijael Carbone: rebeldía con objetivos

Por Comunicaciones ANIDE  

En medio del permanente movimiento que caracteriza al Futa Trawun, la figura de Mijael Carbone destaca por su elevada estatura y por su ubicuidad. El werken de la Alianza Territorial Mapuche parece estar en todo. Se lo ve coordinar a los jóvenes encargados de diversas tareas para que la reunión fluya con normalidad; participa en la recepción de las visitas y el traslado de los que el  bus ha dejado en el cruce de Ercilla; en el curso de la asamblea acompaña a su longkoen las ceremonias, pronuncia discursos, se reúne a conversar con representantes de los grupos que han concurrido al encuentro.

Carbone está viviendo momentos cruciales de un proceso que sigue en su contra el Tribunal Oral en lo Penal de Angol, pero se manifiesta confiado  y tranquilo. “Estamos en una buena etapa”, dice. “Tanto el testigo protegido como los carabineros  han tenido muchas contradicciones y yo creo que eso puede llegar a tener una buena salida”. Diez días después el tribunal  dictará su condena: siete años de cárcel por el delito de homicidio frustrado de carabineros. Al no presentarse a la lectura de la sentencia se dicta una orden de captura que al cierre de este informe aún no se cumplía.

– Ayer en la tarde, primer día del Trawun, usted participó al iniciarse la  ronda de discursos y habló en mapundungu. ¿Qué dijo entonces?

– Me referí al tema por el cual nos encontramos reunidos aquí,  en este gran Trawun, que es el tema reivindicativo territorial. Recordé que comunidades como las nuestras, reducidas a espacios territoriales muy mínimos,  reprimidas durante mucho tiempo, con  hermanos que han sido heridos o que han sido asesinados, hoy día han decidido alzar la voz por la recuperación de aquellos espacios territoriales y que esto trae otras consecuencias, como la criminalización, la estigmatización y el  tema judicial, que nos lleva a la prisión política definitiva o a la clandestinidad. Todo eso nos lleva a la rebeldía, una rebeldía sana, una rebeldía con un objetivo, y ese objetivo es reconstruir nuestro pueblo-nación mapuche y es para lo que estamos trabajando hoy día. Nuestras comunidades han conocido el sufrimiento real, y esto lo hemos lo hemos recordado en este Trawun,  sin poner más ni menos a lo que ocurre dentro de las comunidades. Hemos tenido allanamientos, desalojos; ayer sábado en la madrugada  tuvimos un desalojo bien violento, en el que destruyeron todas nuestras  protecciones. Yo creo que hoy día ante eso nosotros tenemos que despertar, rebelarnos, con una conciencia….

– Autoridades del gobierno han planteado que los mapuche utilizan a sus hijos como escudos humanos. ¿Qué responde a esta acusación?

– El gobierno no nos puede acusar a nosotros de usar a nuestros hijos, a nuestros jóvenes, como escudo humano siendo que hoy día el pueblo-estado-nación chileno es muy diferente a lo que es el pueblo-nación mapuche. Ahí hay culturas diferentes,  comportamientos diferentes, cosmovisión diferente. Entonces, aunque ellos no tengan claro de cómo ocurren las cosas, nosotros  vamos a seguir con nuestros pasos.

– Usted ha participado desde niño en las acciones reivindicatorias de su comunidad. ¿Sintió alguna vez que lo utilizaban?

– No, no, de ninguna manera. Yo creo que entre los recuerdos más sanos que tengo está ése de cuando a los 8 años ingreso de manera directa, frontal,  fuerte, a las reivindicaciones territoriales que tenía mi comunidad. Ahí me di cuenta de lo que estaba ocurriendo con mi comunidad y mi familia, y tomé conciencia de la represión, de la expansión forestal y la destrucción masiva de nuestra cultura. A los 8 años desperté y desde ahí no he parado. Hoy día tengo 24 años y en ningún momento me he sentido como un objeto o como un escudo humano, y hoy día doy gracias a que mi cultura sea muy diferente a otras y eso ha llevado a que hoy día los jóvenes estemos despiertos y podamos reivindicar nuestros justos derechos.

¿Lleva la cuenta de las veces que ha sido reprimido?

– Represión de distinto tipo he vivido muchas veces. Ya a los 10 años estuve en prisión, fueron dos días de prisión, a pesar de que era un niño, un menor de edad; a los 15 años, quince días de prisión; a los 18 años, tres meses 10 días de prisión. Y así ha continuado durante prolongado tiempo y eso ha sido lo que más me ha marcado en mi etapa de niñez y juventud…

– ¿Alguna vez sintió miedo?

– Yo creo que a los 8 años sentí miedo, pero no un miedo institucional ni a la represión sino un miedo de otro tipo, a perdernos, a desaparecer, y creo que estuvimos a punto de perdernos como cultura. Pero al mismo tiempo creo que sentí la alegría de haber despertado para participar en la defensa de nuestro pueblo.

– ¿Para qué sirve el Futa Trawun, o qué le agrega a la lucha reivindicativa que ustedes realizan?

– El Futa Trawun es un acto histórico que nuestras comunidades han realizado para mantenerse en existencia y hoy permite que nuestro pueblo, que está disperso en diferentes puntos del territorio, se  encuentre para fortalecer la amistad y para mantener y expandir su hermandad por todo nuestro territorio. El Futa Trawun está dedicado a eso y también a fortalecer la convicción en torno a nuestras demandas y a difundir las demandas del pueblo-nación mapuche para que en todo el país se escuche que las comunidades están resistiendo y están reivindicando las tierras. Y además, junto con esto hacemos también un  análisis y conversamos de los lineamientos de cómo continuar hacia el futuro.

– ¿La demanda de tierras y la ocupación que actualmente realiza la comunidad de Temucuicui Tradicional lleva también aparejadas conversaciones con las autoridades?

– A nosotros nos estigmatizaron como una comunidad violentista, como una comunidad sin intención de diálogo; intentamos dialogar con el Estado chileno, con el gobierno chileno, y ellos no accedieron a nuestro diálogo. Entonces hoy día no se mantiene ninguna conversación con el gobierno, solamente se mantiene la ocupación, y de esa forma de ahora en adelante vamos a mantener la ocupación y no tenemos intenciones de conversar con el gobierno por el hecho de que no hay ninguna interlocución válida hoy día, ni un compromiso real de parte del gobierno a solucionar las demandas del pueblo nación mapuche.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s