Una cita para unir voluntades y sumar fuerzas

Por Comunicaciones ANIDE

En el lof Ignacio Queipul, comuna de Ercilla, los días 18 y 19 de agosto se realizó un Futa Trawun convocado por la Alianza Territorial Mapuche para analizar el estado del conflicto con el Estado y retomar fuerzas para impulsar las reivindicaciones.  Al acto asistieron representantes de comunidades y de agrupaciones y organismos provenientes de diversas regiones y ciudades del país. 

Pareciera no existir un símil para un acto de este tipo en la cultura occidental. El Futa Trawun se aproxima a lo que sería una gran asamblea política, pero es también un encuentro social  y espiritual. Incluye cánticos y rogativas, discursos y reuniones, juego de palín y baile, comida y conversaciones. Concurren los dirigentes de las comunidades amigas y de organizaciones invitadas, pero también grupos familiares con adultos mayores, jóvenes y niños, mujeres y hombres. La cultura mapuche demuestra su absoluta vigencia  y se expresa de manera masiva en esta actividad.

El encuentro se realizó en un amplio llano al interior de los fundos La Romana y Montenegro, de propiedad del latifundista René Urban. La comunidad Temucuicui Tradicional mantiene ocupado  desde julio último este lugar, realizando allí labores de preparación de cultivos y por esta vía da curso a su reclamo de estos predios como parte de tierras ancestrales que el Estado chileno usurpó por la fuerza a sus antepasados durante la sangrienta campaña militar que la historia oficial denominó “la pacificación de la Araucanía”. La ocupación se desarrolla bajo permanente tensión por la presencia de fuerzas policiales, que el pasado 23 de julio realizaron un violento operativo de desalojo, con heridos y detenidos,  y que culminó más tarde cuando carabineros descargaron sus armas contra familias mapuche que habían acudido para acompañar a sus parientes detenidos que iban a constatar lesiones en el hospital de Collipulli, resultando cuatro niñas y niños heridos con perdigones.

En un extremo del predio, junto al camino que conduce hacia las casas del fundo, una construcción ha sido habilitada para la estadía de carabineros de Fuerzas Especiales que mantienen custodia permanente. Desde allí ingresaron en la madrugada del sábado, horas antes de que comenzara el Trawun, en una incursión violenta en que desalojaron momentáneamente el lugar  y derribaron con motosierra las construcciones que los ocupantes habían levantado para protegerse de la lluvia. También agregaron la injuria inaceptable para los mapuche de derribar el rewe levantado en medio del campo.

Rogativas y discursos

El Trawun no necesita de una programación explícita, con horarios preestablecidos para las diversas actividades que se realizarán. De acuerdo a la costumbre, a media mañana el longko Juan Catrillanca presidió un ritual en que se expresaron las rogativas dirigidas a Ngenechen, el ser supremo en las creencias mapuche, y que concluyó con la muchedumbre en pleno en torno al rewe danzando con gravedad al compás que van marcando los sonidos de cultrún y sonajas, trutrucas, cullcull y pifilcas.

Más tarde habrá música festiva, que inician dos mujeres con cultrunes, a las que se va sumando paulatinamente una multitud de ejecutantes con todo tipo de instrumentos, para el baile que con reconcentrado entusiasmo ejecutan jóvenes y niños extendiendo sus ponchos y chamales como pájaros mientras se mueven en círculo.

Cerca del crepúsculo se inició una ronda de discursos en  mapundungu y español, que se prolongó hasta entrada la noche. Participaron longkos y líderes de comunidades y organizaciones,  hombres y mujeres, dirigentes sociales y políticos, destacadas autoridades mapuche, conocidos luchadores por los derechos de su comunidad y de su pueblo. En sus discursos hicieron  alusiones reiteradas a la voluntad de recuperar los territorios ancestrales; a la necesidad de proteger la naturaleza, el bosque y el agua de la contaminación y la depredación causada por las industrias forestales;  denunciaron la represión, el maltrato y el asesinato de los jóvenes mapuche por parte de la policía; reclamaron por la pobreza y las malas condiciones en que viven las comunidades producto de la escasez de tierras; proclamaron la necesaria unidad para conseguir la victoria.

Los discursos prosiguieron a la débil luz de las fogatas, interrumpidos por vítores y exclamaciones de apoyo. El grito de marichiweu, diez veces venceremos, resonaba de manera incesante  y su eco se perdía en los campos y cerros circundantes.

Incidentes

Algunas personas se retiran, otros siguen llegando. Desde la mañana del sábado hasta media tarde del domingo, cuando el encuentro culmina, un promedio de unas 300 personas  permanecen de manera activa en el lugar.

El domingo se inicia con nuevas rogativas, se realiza un juego de palín y posteriormente se reanudan los discursos y las conversaciones.

Los organizadores dan cuenta de que en las cercanías se han detectado movimientos policiales que hacen prever un inminente desalojo y piden tranquilidad, asegurando que se encargarán de habilitar salidas por donde los asistentes podrán retirarse.  La calma se mantiene y nada ocurre.

 Por la tarde el frío se hace más intenso y comienza a llover. Los comuneros y sus familias despiden con afectuosos abrazos a sus visitas y los concurrentes comienzan a salir para abordar los vehículos que los esperan para retornar a sus hogares.   Al fondo del camino un “zorrillo” de la policía se desplaza amenazante y comienza el lanzamiento de bombas lacrimógenas y disparos de escopetas. La versión que Carabineros al día siguiente entregan los medios sostiene que el Trawun finalizó “en medio de incidentes”, con un saldo de dos carabineros heridos. Según el oficial a cargo de la unidad, “los policías fueron atacados por un grupo importante de personas con todo tipo de armas”, y ante esa situación “tuvimos que reaccionar nosotros también con uso de lacrimógenas”.

Conclusiones

A mediados de semana, los organizadores difunden un documento con las conclusiones del encuentro. El texto señala:

“En TEMUCUICUI, al interior de los llamados fundos La Romana y Montenegro, cientos de personas que acudieron libremente y por sus propios medios, provenientes de diversos lugares como son Xafún, Xapilwue, Mawizache, Tirúa, Lleu lleu, Curacautín, Budi, Chillán, Angol, Ercilla, Victoria, Carahue, Collipulli, Panguipulli, Concepción, Temuco, Valdivia, Osorno, Puerto Montt, Santiago y otros, nos hemos reunido en Asamblea FVXA XAWVN para analizar y señalar a los poderes que dirigen esta parte del planeta que es tiempo de cambiar los conceptos y formas en que se ejerce el poder, para dar paso a mecanismos de respeto coherentes con las declaraciones de bien común que todos proclaman.

En especial nos preocupa en este caso el etnocidio y negación de los derechos humanos que ocurre con la nación mapuche, situación que hoy va paralela a la creciente negación de derechos a todos los habitantes de todo el territorio. Por ello los diferentes planteamientos y demandas planteadas por los diferentes participantes del Fuxa Xawun son:

1. Ratificación de la Declaración Universal de Derechos Indígenas y su pleno ejercicio en todo el territorio ancestral mapuche.

2. El establecimiento del BUEN VIVIR (o Kvme Mogen) como nuevo paradigma civilizatorio aportado desde el mundo indígena, como alternativa al modelo neoliberal extractivista y depredador ambiental que proviene de occidente.

3. Fin de la invasión del territorio mapuche y su equilibrio ecológico por monocultivos agroforestales, megaproyectos y espacios urbanos. Eliminación de todos los mecanismos de apoyo y fomento a la forestación alógena en territorio mapuche junto a un plan de freno a la desertificación.

4. Ley de amnistía y reparación a todos los luchadores por los derechos mapuche que se encuentran procesados o encarcelados. Especial reparación indemnizatoria exigimos para los niños y niñas violentados física y sicológicamente por agentes del Estado. Repudiamos también la inexistencia de justicia para agentes policiales asesinos de mapuche, mientras se condena a inocentes sólo por ser mapuche. En este ámbito es urgente terminar con los juicios de casos civiles en tribunales militares.

5. Establecimiento de una mesa amplia de trabajo que, con el objeto de hacer efectivo el Convenio 169 de OIT, permita al sistema de Naciones Unidas en Chile y a los poderes chilenos, dialogar efectivamente con las organizaciones mapuches que reivindican derechos. Las tareas de Naciones Unidas en la materia, que hoy no cuentan con un diálogo con los actores políticos mapuche, deben fortalecerse con la presencia de estos en su planificación y ejecución.

6. Urgente plan de devolución territorial para las comunidades que se encuentran en proceso de recuperación y las que reconocen existencia ancestral en territorio mapuche, adaptando los mecanismos administrativos existentes a la realidad de estas y no al revés como ocurre hoy.

7. Plan de restablecimiento de la biodiversidad en el medio acuático en todo Chile, considerando la demanda de los pescadores artesanales y el espacio marino mapuche lafkenche. Así como la generación de un plan que permita la subsistencia de los sistemas hídricos en todo Chile y su provisión equitativa a todos los habitantes.

8. Generación de un sistema de educación y de comunicación masiva que surja del consenso de los actores sociales y políticos en Chile, fundado en valores de vida de todos los seres del ecosistema.

9. Establecimiento de mecanismos que permitan la libre comunicación e intercambio comercial entre hermanos mapuche de ambos lados de la frontera impuesta por los Estados chileno y argentino”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s