Aromas de montaje en Wente Winkul Mapu

Comunicaciones ANIDE

Wente Winkul Mapu es una pequeña comunidad mapuche del lof Chequenco, comuna de Ercilla, en la Región de la Araucanía. La forman alrededor de 30 familias, en su mayoría Daniel melinaojóvenes parejas con hijos que comparten modestas viviendas con sus padres y abuelos. La exigüidad del terreno que ocupan obliga a muchos a emigrar en busca de trabajo, aunque sus expectativas afuera tampoco son buenas pues generalmente no cuentan ni siquiera con enseñanza básica completa.

Desde el año 2009 los comuneros vienen reclamando derechos ancestrales sobre 2.500 hectáreas de terreno que antiguamente ocupaban los caciques Lizama y Naweltripay y que hoy se encuentran en poder de las forestales Mininco, Arauco y Cautín y del particular Juan de Dios Fuentes. Pero no han conseguido nada, al contrario, la comunidad sólo figura en las noticias cuando sus integrantes desfilan ante los tribunales como imputados y condenados por acciones relacionadas con  sus reivindicaciones territoriales, y por la violencia de los allanamientos que allí ocurren según ratifican los fallos en que las Cortes han cuestionado los procedimientos policiales realizados en el lugar.

 “Por el hecho de levantar nuestra bandera de dignidad, el 80 por ciento de los hombres de nuestra comunidad están procesados por diversos hechos en los tribunales”, explicaba Daniel Melinao,  Werken de Wente Winkul Mapu, cuando hace un año atrás pedía urgencia en la investigación del confuso incidente que dio como resultado la muerte del carabinero Hugo Albornoz.

Pero el Werken Melinao hoy ya no habla desde su espacio comunitario; ahora forma parte del grupo de dirigentes y miembros del pueblo mapuche que se encuentran procesados y en prisión. El  pasado 25 de abril, el fiscal Luis Chamorro, el mismo que conducía el allanamiento en que resultó herido de muerte el sargento Albornoz, lo formalizó como responsable de homicidio calificado de carabinero en servicio en calidad de coautor.

Ante el Tribunal de Juicio Oral de Collipulli, Chamorro expuso el resultado obtenido tras un prolongado período de investigación: sostuvo que una triangulación del teléfono celular del Werken y los testimonios de los carabineros que lo acompañaban en el operativo constituyen la prueba de que Melinao habría estado en el área apoyando a otros comuneros participantes en la balacera donde cayó herido de muerte el policía del GOPE.

Para un año de esfuerzos investigativos en que, según anunció en su momento el gobierno, debían concentrarse el Ministerio Público y los especialistas de la ANI, de Carabineros y de la PDI, el conjunto probatorio expuesto por el fiscal Chamorro resulta endeble y poco convincente. Desde un comienzo las informaciones  institucionales fueron confusas y contradictorias  y abonaron la tesis de que la bala que mató al uniformado habría salido de un arma policial.

La nueva versión no contribuye a esclarecer el dramático episodio, pero al tribunal le bastó para decretar prisión preventiva del imputado por dos meses, un período que parece breve pero, como indica la experiencia que viven los imputados mapuche, sólo constituye un plazo inicial que puede prolongarse por  mucho tiempo según la manipulación de los procedimientos que ejecute la fiscalía.

Entre las comunidades mapuche, en los organismos humanitarios y entre quienes hacen un seguimiento del conflicto surge la certeza de que un nuevo montaje se encuentra en marcha en esta causa. Los objetivos de un tinglado tan precario serían detener los ímpetus reivindicatorios en esa zona del territorio mapuche, neutralizar a un joven dirigente que ha encabezado el proceso de recuperación territorial de esta emblemática comunidad y tranquilizar a quienes presionan al Estado para que se castigue a los autores de acciones que amenazan sus intereses económicos.

Frente a esta situación particular y sobre todo por la situación general de incertidumbre que crean entre las comunidades mapuche las actuaciones del Ministerio Público y de los organismos policiales, urge una absoluta transparencia de lo que ocurre en este caso y una atención especial de las autoridades del Poder Judicial para que impere la rectitud en los procedimientos a que se ven sometidos este pueblo originario y sus dirigentes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s