Declaración pública por asesinato de Rodrigo Melinao

El escenario de persecución y discriminación en que vive el pueblo mapuche ha sumado una nueva víctima: en Chiguaihue, sobre la tierra de sus ancestros, el martes 6 de agosto fue encontrado el cuerpo sin vida de Rodrigo Melinao Lican, de 26 años de edad, miembro de la comunidad Rayen Mapu. El joven comunero murió asesinado y deja en la orfandad a dos hijos pequeños y a uno por nacer. Fundación ANIDE y su programa Pichikeche en conjunto con la Red Nacional de ONGs de Infancia con Juventud Chile vienen desarrollando un trabajo por la defensa de los derechos de niños, niñas y jóvenes mapuche por lo cual no podemos permanecer indiferentes ante la muerte de Rodrigo Melinao y hacemos llegar nuestra solidaridad a su familia, a su comunidad y a todo el pueblo mapuche.
Respecto de este dramático episodio surgen observaciones y planteamientos que creemos necesario exponer ante la opinión pública:
• Rodrigo Melinao Licán estaba condenado a 5 años y un día de presidio por el delito de incendio de bosques y a 541 días de presidio por el delito de daños calificados por hechos ocurridos en una parcela del sector en octubre de 2011. Se encontraba con medidas cautelares y a la espera de un recurso de nulidad interpuesto ante la Corte Suprema de Justicia.
• Su cuerpo fue encontrado a escasos metros de un camino que se encontraba bajo vigilancia de carabineros, que mantienen permanente presencia en todo el sector; había recibido una descarga de escopeta disparada casi a quemarropa que le impactó en el tórax. Su búsqueda, el acoso que sufre su comunidad y la militarización impuesta por el Estado a las comunidades de Ercilla abonan la sospecha de que las fuerzas policiales están involucradas en este alevoso asesinato.
• Frente a esta situación y por el compromiso adquirido como signatario de instrumentos internacionales que velan por los especiales derechos de los pueblos originarios, el Estado de Chile tienen la obligación de despejar de manera inmediata las dudas y sospechas existentes por la vía de una investigación acuciosa que establezca la verdad e identifique a los culpables de este crimen, aplicando a los victimarios todo el rigor de la ley.
• Nos preocupa la aplicación de las leyes pues son evidentes las irregularidades en los procesos judiciales cuando hay víctimas del pueblo mapuche. Prueba de ello son los casos de Alex Lemún, muerto en 2002 por disparos realizados por el mayor de carabineros Marco Aurelio Treuer, y de Jaime Mendoza Collío baleado por la espalda por el carabinero Patricio Jara Muñoz en agosto de 2009. Se trataba de jóvenes mapuche involucrados en las luchas reivindicatorias de sus comunidades y ambas causas en la práctica han terminado en la impunidad.
• Frente a la muerte del matrimonio Luchsinger-MacKay, ocurrida en enero de este año en Vilcún, gobierno, dirigentes políticos y poderes gremiales reaccionaron de manera instantánea condenando el suceso y exigiendo justicia. La Moneda asignó prioridad a su investigación, desplazó ministros y autoridades a la zona y mantiene la presión sobre el Ministerio Público y el poder judicial para que resuelvan el caso y apliquen las máximas penas a sus autores. En el caso actual, el Ministerio del Interior ha anunciado la presentación de una querella por la muerte de Rodrigo Melinao y esperamos que aplique una rigurosidad similar en el desarrollo del proceso.
• Es necesario que el gobierno y la sociedad adquieran conciencia de la dimensión social y política del conflicto que el propio Estado ha creado y del cual el pueblo mapuche fue y sigue siendo víctima. Corresponde además a los medios de comunicación la misión de despojarse de ideologismos, de sensacionalismo y superficialidad para informar de manera objetiva sobre la situación que se vive en territorio mapuche.
• En su visita reciente al país el relator de la ONU Ben Emmerson expresó que es necesario el reconocimiento de los derechos del pueblo mapuche, que cese la aplicación de la Ley Antiterrorista a sus demandas y el fin de la discriminación institucional y judicial que los afecta. La Moneda se apresuró a desestimar los planteamientos del experto acusándolo de estar desinformado, en una actitud que insiste de manera contumaz en la represión y la militarización como errónea respuesta a un problema que es histórico y político, no de delincuencia.
Rodrigo Melinao Licán compartió y luchó por las reivindicaciones territoriales de su comunidad. Su muerte pone nuevamente de manifiesto la urgente necesidad de avanzar en la búsqueda de solución a estas demandas del pueblo mapuche.

Santiago, 8 de agosto de 2013

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s