El derecho a sacar la voz

Comunicaciones ANIDE

La  presencia de la causa mapuche en páginas web y blogs, en declaraciones enviadas por mail, en cuentas de  Facebook y Twitter, demuestra el uso que las nuevas generaciones de este pueblo indígena están dando a Internet. El fenómeno se ha ido multiplicando en la última década permitiendo difundir ideas, anunciar actividades, denunciar abusos, dar a conocer los problemas y las aspiraciones de las comunidades.

Abona este fenómeno la evidencia de que los medios de comunicación de masas oficiales no manifiestan ningún interés en lo que ocurre con este pueblo originario y mucho menos en sus reivindicaciones. Salvo cuando ocurre violencia. En tales casos despliegan toda su capacidad de cobertura, pero siempre para informar desde una óptica de orden y seguridad pública, recogiendo lo ocurrido desde la óptica de los funcionarios del Estado, de las policías, del poder judicial, de los intereses económicos afectados.

Otros medios de prensa o de televisión difunden ciertas actividades o manifestaciones mapuche, pero lo hacen desde una perspectiva folklorizante, de asimilación o de clientelismo de organismos y programas oficiales, vaciándolas de todo contenido político o reivindicativo.

“Pero cuando se trata de acciones reivindicativas o de resistencia, la mayoría de esas coberturas son criminalizadoras”, señala Sergio Millamán, coordinador de Mapuexpress, colectivo de comunicadores mapuche y no mapuche responsable de una página web nacida en el año 2000, que ha alcanzado permanencia y amplia difusión publicando artículos y archivos de audio y video de producción propia o que les hacen llegar los comuneros y organizaciones involucradas en la causa mapuche y en el movimiento social.

“Funcionamos mediante el voluntariado y las colaboraciones. Queremos visibilizar las comunidades y sus procesos de reivindicación y de resistencia para difundirlos más allá de las fronteras y de las comunidades”, señala Millamán. “Nos declaramos un medio militante. Buscamos que sean los propios actores del movimiento mapuche los que se expresen. Tratamos de difundir  voz de las comunidades de la manera más integra posible, la opinión tal cual de las comunidades, con el objetivo de que sean los lectores quienes hagan su propia interpretación”.

La escasa masividad que Internet alcanza en las comunidades mapuche es otro indicador del aislamiento en que el Estado mantiene a este pueblo originario. A pesar de eso, se observa un creciente uso de la red por parte de colectivos y organizaciones mapuche, que tiene su expresión en diversas páginas web  y blogs. Entre tales iniciativas destacan denominaciones y direcciones tales como azkintuwe.org, paismapuche.org, futawillimapu.org, werken.cl, alianzaterritorialmapuche.blogspot.com, melimapuches.org, adkimvn.wordpress.com, identidadlafkenche.cl, weftun.org, futatrawun.blogspot.com, weichanpilmaiquen.blogspot.com, mapuche.info y mapuche-nation.org.

La radio es otra herramienta utilizada desde hace décadas por los comunicadores mapuche. Destaca en este ámbito el programa Wichage Anai, que tiene 20 años de existencia y se transmite actualmente por las ondas de radio Tierra.

En general el movimiento mapuche reconoce la necesidad de espacios en los medios de comunicación pero no ha elaborado una política de comunicaciones propia. Su relación con los medios tradicionales es de desconfianza o abierto rechazo, dada la experiencia de sesgo y de manipulación de los hechos que han tenido sus procesos reivindicativos. Aunque existen lazos con algunos medios, sobre todo radios, y con ciertos corresponsales, nunca una fuente indígena puede tener la seguridad de que sus informaciones u opiniones se ajustarán a la verdad. Los dirigentes de las comunidades limitan sus contactos con la prensa a dar entrevistas y redactar comunicados. “Pero falta desarrollar el ejercicio de la  comunicación como un derecho”, plantea Sergio Millamán.

En archivos subidos a la web se advierte también el surgimiento de la opinión y de la participación de intelectuales mapuche en el debate de temas que interesan a los pueblos originarios. Se observa además el análisis de la coyuntura que esporádicamente entregan organizaciones como la Coordinadora Arauco Malleco, la Alianza Territorial Mapuche y el Consejo de Todas las Tierras.

En fin,  existen evidencias importantes de que de diversas formas el pueblo  mapuche está abordando el silencio en que la sociedad y el Estado lo han mantenido hasta ahora, asumiendo por sí mismo el derecho y la necesidad de la comunicación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s