Madre mapuche busca a su hijo desaparecido

Comunicaciones ANIDE

Jorge Luis López Cheuquepán, joven mapuche de 21 años, se encuentra desaparecido desde hace más de dos años. Su madre, María Adelina Cheuquepán, lo ha buscado de manera incansable y afirma que, a excepción de un par de personas con autoridad, no ha habido interés de las instituciones del Estado por resolver esta situación y lo aduce su condición de mujer humilde y mapuche.

El día 6 de noviembre de 2011 el joven salió de su hogar en la comunidad Liempi Colipi, que se encuentra cercana a Curacautín, para reunirse con un grupo de ocho personas, ”todos huinca” y  en su mayoría, como él, miembros del Cuerpo de Bomberos de la ciudad. Habían planeado acampar en Malalcahuello,  en el camino hacia Lonquimay, y hacia allá salieron, pero él nunca volvió. Sus amigos dicen que regresó antes que el resto pero estas explicaciones, señala María Adelina Cheuquepán, no han sido seriamente investigadas por la policía.

En una declaración pública que difundió hace algunos días la Alianza Territorial Mapuche, la madre sostiene que el pasado 13 de enero su hija, Daniela López Cheuquepán, recibió un papel anónimo donde se señala que un cuerpo sin vida habría sido encontrado en el camino durante la construcción de una ciclovía y que por decisión del jefe de obra, quien no quiso verse involucrado en un problema, habría sido enterrado en el lugar. El anónimo incluía un croquis del lugar exacto donde se encontraría la tumba clandestina.

“Entonces me dirigí de forma inmediata hasta la Fiscalía de Curacautín para dar a conocer el croquis y luego, me entrevisté con el fiscal Iván Isla, el cual me insultó con sendos gritos y todo tipo de descalificaciones, me dijo que lo tenía aburrido y que lo dejara tranquilo y que hiciera que lo yo quiera… pero que desapareciera de su vista. Como ocurrió a las afuera del Juzgado de Curacautín, todo fue observado por la jueza”, denunció la madre del joven desaparecido. La diligencia de búsqueda de la tumba se realizó finalmente el pasado lunes 3 de febrero y estuvo a cargo de Carabineros, pero fue infructuosa.

María Adelina Cheuquepán no se da por vencida; exige que la justicia haga su labor y que la fiscalía se aboque con seriedad a investigar lo ocurrido. “Todos tenemos derecho a la justicia y exijo que se haga justicia”, afirma. “Somos una familia pobre, somos indígenas y por eso nos discriminan, pero yo me siento orgullosa de ser indígena, mapuche y mientras me quede vida seguiré buscando a mi hijo.  ¿Qué madre no lo haría?”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s