Descripción

Ana Cortez
Proyecto Pichikeche

A pesar de que nuestro país ha suscrito tratados internacionales en materia de derechos humanos de la Niñez hace ya 20 años, y tratados específicos en materia de Derechos Indígenas, no ha existido una política que garantice los derechos de niños, niñas y adolescentes mapuche en nuestro país.

Muy por el contrario, las reivindicaciones sociales, políticas y culturales del pueblo mapuche, han generado una respuesta del estado chileno que viola explícitamente los derechos humanos y lesiona directamente la integridad y dignidad del pueblo mapuche y de su niñez.

Con la ayuda de Organizaciones que trabajan por los Derechos Humanos de los Pueblo Indígenas y de la Niñez, hace poco más de un año logramos identificar y contabilizar graves hechos de violencia policial sobre las comunidades mapuche en conflicto por recuperación de tierras en general.

Los casos de niños, niñas y adolescentes que sufren malos tratos de la policía y vulneración a muchos de sus derechos no son casos aislados. A través de la prensa todos hemos sabido de niños/as heridos por balines en enfrentamientos y allanamientos; adolescentes que son sacados de sus escuelas y sufren tortura; niños procesados por leyes que vulneran los Derechos del Niño, etc.

En nuestro país, la discriminación por vivir en condiciones de pobreza se sufre doblemente si además pertenece a algún pueblo originario.

¿Qué hacemos en la práctica?

Frente a estas acciones, tanto las comunidades indígenas como las organizaciones de Derechos Humanos nos hemos movilizado, utilizando los medios disponibles de la justicia nacional e internacional para que el Estado detenga esta inaceptable realidad.

El Proyecto Pichikeche busca generar un modelo de diagnóstico  y reparación psicosocial de los efectos de la violencia policial contra la niñez en el marco del conflicto social del pueblo mapuche y el Estado de Chile en la región de la Araucanía.

Utilizando el enfoque de Derechos humanos, ponemos en acción una estrategia para mejorar la situación de los niños y niñas restituyendo sus derechos; generando acciones de empoderamiento comunitario y de los propios niños y niñas para movilizar sus recursos de protección frente a la violencia del Estado; e impulsando acciones de incidencia que contribuyan a generar cambios definitivos en las condiciones que en la actualidad generan discriminación, violencia e impunidad en la vida de los niños y niñas de las comunidades mapuche.

Anuncios